GARUHAPE: ACTO Y DESFILE EN HONOR A LOS 73 AÑOS

GARUHAPE- Los habitantes de esta localidad recordaron esta tarde el 73º aniversario de la fundación del municipio en el transcurso de un acto que se desarrolló sobre la céntrica avenida de las Américas, encabezado por el gobernador Hugo Passalacqua y el intendente Avelino González, junto a autoridades provinciales, municipales, además de delegaciones escolares y de las fuerzas de seguridad, quienes junto a las colectividades y diferentes instituciones locales animaron el desfile. Previo a la ceremonia, Passalacqua y González inauguraron oficialmente la Escuela Especial, además de habilitar el asfaltado de seis cuadras de la céntrica calle Colón y un puente en el barrio Gunther, obras estas ejecutadas por la Dirección Provincial de Vialidad.   

Garuhapé es el municipio de mayor superficie del departamento Libertador General San Martín. Actualmente tiene unos 12 mil habitantes y la Comuna debe mantener unos 1500 kilómetros de caminos terrados. En su composición económica sobresale la producción de yerba mate, cítricos, ladrillos comunes y cerámicos, reforestaciones y establecimientos madereros.


Pero hasta no hace mucho tiempo, su fecha de fundación era desconocida, por lo que los festejos fundacionales se concentraban el 13 de octubre, día en el que se recuerda a la Virgen de Fátima, patrona de la ciudad. Pero a partir de una investigación encabezada por el ex intendente Juan Antonio Solís, y por el actual concejal Nazario Bogado, pudo determinarse que el 4 de noviembre de 1946 la compañía Arriazu, Moure y Garrasino, Obrajes y Aserraderos SRL adquirió y escrituró en dos millones de pesos, unas 110 mil hectáreas de tierra.


Los vendedores fueron Guillermo Argerich y Temperley, Lucía Argerich y Temperley de Bialet Laprida, Santiago Murphy, Edith Lilian Young de Murphy, Rosa Emilia Buzzolo de Gustavino, Roberto Ángel Colombo, Juana Justa Pastora Murphy de Argerich, Oonah Isabel Murphy de García de Ornubia y Desmond y Miguel Murphy y Young. Con la venta de las primeras tierras fraccionadas en lotes, nacieron las primeras colonizaciones de la zona. El primer comprador de los flamantes lotes fue Benno Reckziegel, un habitante de Puerto Rico.

PRIMEROS PASOS

En la investigación histórica a la que aportaron antiguos pobladores y documentaciones de la Dirección de Catastro y de la Junta de Estudios Históricos de Misiones, entre otros, también se pudo precisar que los primeros pobladores fueron unos 40 obreros que llegaron en 1939 y empezaron a explotar la selva nativa del lugar y a cultivar la tierra, según relatos del pionero Celestino Silvero. Pero estos primeros pobladores recién pudieron comprar las tierras a Arriazú, Moure y Garrasino a partir del 46.


La compañía de explotación forestal inició sus actividades en este paraje, pero sus tareas administrativas -encabezadas por Carlos Softner-, se focalizaron en  la ciudad de Puerto Rico. Es por ello que en un principio los talleres de la empresa estaban ubicados en la colonia San Alberto, paraje situado entre Puerto Rico y Garuhapé.
Años más tarde, en 1948, se construyó la primera vivienda. La misma estaba ubicada en el mismo predio que hoy ocupa la Escuela 372, y fue destinada como residencia del administrador. Posteriormente se construyó un edificio de madera de dos plantas, en cuya planta baja funcionaría la nueva administración, trasladada desde Puerto Rico, y su planta superior fue destinada a oficiar de vivienda del jefe administrativo y sus colaboradores.


Entre los años 1946 y 1950 y debido al crecimiento de esta empresa, se fueron construyendo viviendas para personal administrativo y del taller, que ya contaba con su propia proveeduría y una pequeña fabrica de ladrillos comunes. Esta compañía aserraba maderas en la zona de Cerro Moreno y los productos elaborados se embarcaban a través del Puerto de 3 de Mayo; mientras que la madera bruta salía por el puerto de Garuhapé con destino a Buenos Aires.


En tanto, a fines de la década del 40, la empresa Arriazu, Moure y Garrasino construyó una fábrica de terciados de madera a unos doce kilómetros de la zona urbana de Garuhapé. Así se conformó un nuevo pueblo al que se denominó Garuhapé-Mí, donde las actividades de la fábrica concluyeron el 4 de mayo de 1998.

LEJANO OESTE

En 1952 se produjo un llamativo hecho policial: un grupo fuertemente armado tomó por asalto al pueblo por la madrugada, y asentado en lugares estratégicos tuvo en vilo por varias horas a todo el pueblo, disparando a cualquier persona que intentaba efectuar algún movimiento. Finalmente, y luego de asaltar el primer local comercial privado (propiedad de la familia Mucke) se dio a la fuga hacia el Paraguay, llevándose un camión que dejó abandonado en la costa del río Paraná.

Este episodio desencadenaría en la creación del destacamento de Gendarmería Nacional, y al mismo tiempo se crea la primera escuela en una de las viviendas de la empresa. La primera docente del establecimiento educativo fue María Ester Gregori, y años más tarde, el Consejo General de Educación asignó el número 372 a la institución.


El 20 de mayo de 1959, por resolución 1313, el entonces ministro de Gobierno, a cargo de la Intervención Federal, Atilio Errecaborde, se crea la Primera Comisión de Fomento y se fijan los límites del nuevo organismo comunal. Este organismo era el que otorgaba la licencia para conducir (carnet) y recaudaba en concepto de tasas diversas. El 6 de agosto de 1959, por Decreto 2032 del Interventor Federal Ayrault, se designa Comisionado del nuevo organismo comunal a José Mucke, que de esta forma se convierte en la primera autoridad municipal de Garuhapé.


En tanto, por decreto 1025 del Poder Ejecutivo Provincial, el 24 de mayo del 57, el interventor de Misiones Adolfo Pomar, oficializó el nombre de Garuhapé a esta localidad. Según los testimonios recogidos por Solís y Bogado, el nombre Garuhapé provendría de dos interpretaciones distintas del vocablo de origen guaraní. La primera se trataría de una deformación en castellano de la palabra guaranítica Igá Rapé o camino de las canoas, mientras que una segunda da cuenta de una situación similar, pero con el dicho en guaraní Carú Abé Pe, o lugar donde comen los aborígenes.

Leave a Comment